La Secretaría de Salud entregó una serie de recomendaciones para que los ciudadanos logren un menú balanceado y saludable en sus comidas.

Menús para el desayuno o la cena 

  • Sanduches de pollo y queso con verduras, jugo de frutas y barrita de cereal.
  • Tortillas de maíz con huevo y verduras, manzana y bebida láctea.
  • Hamburguesa casera con verduras, jugo de frutas y bocadillo.
  • Sánduches de atún con verduras, mango en cuadritos y bebida.
  • Tajadas de pan, queso y huevo, jugo de frutas y un chocolate.
  • Bebida con leche, pan con mermelada o mantequilla y fruta.
  • Jugo de fruta y croissant.
  • Avena, arepa con queso y fruta.
  • Ensalada de frutas, galletas de sal o dulce y queso.
  • Yogurt, fruta y perro caliente (pan con salchicha).
  • Jugo, sánduche con lechuga, tomate y carne, pollo o atún.

Para tener en cuenta 

  • Los requerimientos calóricos que necesita durante el día y cuál será el porcentaje a cubrir.
  • Gustos de la familia.
  • Prepare las bebidas con agua hervida.
  • Prefiera jugos de frutas naturales y/o consuma las frutas enteras.
  • Involucre a toda la familia en la compra, selección y preparación de la comida.
  • Lave diariamente los recipientes utilizados para el almacenamiento de los alimentos, para evitar contaminaciones o posibles intoxicaciones.
  • Busque una variedad nutricionalmente y en sabor, textura y color.
  • Lave muy bien las manos antes de preparar la lonchera y al momento de consumirla.
  • Cuando se incorporen productos que requieran refrigeración como carnes preparadas, derivados cárnicos o lácteos, deben ser consumidos en el menor tiempo posible.
  • Trate de mantener la temperatura adecuada de los alimentos con el fin de evitar riesgo de intoxicaciones; no reutilice productos que se encuentren vencidos o presenten condiciones inadecuadas en sus empaques.
  • Empaque los alimentos por separado, para evitar contaminación cruzada.
  • Revise muy bien las condiciones de los alimentos; evite incorporar alimentos sobre madurados, abombados o que presenten mal aspecto en sus condiciones de color, olor, sabor y textura.
  • Compre y consuma alimentos de lugares confiables.
  • Compre alimentos en buen estado; el empaque debe tener rótulo y fecha de vencimiento vigente.
  • Prepare solo la cantidad adecuada de alimentos.
  • No compre alimentos en sitios que carezcan de buenas prácticas higiénicas de limpieza, preparación, conservación y manipulación de alimentos.
  • No compre alimentos por debajo del precio regular.
  • No compre alimentos que carezcan de color, olor y/o textura característicos.

Entre las principales recomendaciones de una alimentación saludable están:

  • Tomar agua de manera frecuente y reducir el consumo de sal.
  • Comer al menos cinco porciones de frutas y verduras todos los días.
  • Consumir alimentos naturales y variados y evitar los productos ultraprocesados.
  • Evitar el consumo de grasas de origen animal y grasas sólidas, como mantequilla, y grasas de origen vegetal, como la margarina y la manteca.

La Secretaría de Salud realizó una encuesta a 500.000 personas acerca de su alimentación en la que se pudo evidenciar que solo 35,5 % de los ciudadanos consumen cinco porciones de frutas y verduras al día, tal como lo recomienda la OMS.

La encuesta también arrojó que entre los consultados, el 86 % consume productos de paquete, 68 % ingiere comidas rápidas y 42 % bebidas gaseosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here