Los futbolistas colombianos tienen su propia cancha

La Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro) espera para el segundo semestre de 2019 tener la grama instalada de su primera sede deportiva, en Palmira, Valle del Cauca.

La sede deportiva de Acolfutpro está en Palmira. / Cortesía

No hay nada mejor que tener un hogar, una casa, y en el fútbol, una sede propia. A eso se ha dedicado la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro). El sueño comenzó a finales de 2016 cuando el consejo directivo de la entidad que agremia a los futbolistas profesionales en el país decidió comprar los terrenos para construir la sede deportiva.

El lugar escogido fue el corregimiento de Palmaseca, en el municipio de Palmira (Valle), a unos cuantos kilómetros del estadio donde oficia como local el Deportivo Cali. El terreno forma parte de un plan estratégico que diseñó la entidad para los próximos cinco años, en los que está contemplada la sede administrativa que en 2018 inauguró la agremiación en Bogotá, y el acondicionamiento de los 20.045 metros cuadrados en los que se construirá esta sede deportiva.

(Vea también: La nueva Casa del Futbolista)

El predio fue adquirido el 21 de diciembre de 2017, y de acuerdo con el presupuesto que ha tenido Acolfutpro, en agosto del año pasado se comenzó con labores de limpieza, nivelación topográfica y el cerramiento del lote.

“Nosotros no tenemos dinero de transferencias ni derechos de imagen que nos generen recursos, por eso todo ha sido a medida que hemos tenido los medios. Aunque para la siguiente fase de la obra ya pagamos los estudios de suelos y de drenaje para poder empezar a montar la cancha”, dijo el director ejecutivo de Acolfutpro, Carlos González Puche.

El terreno contará con todos los requerimientos de una sede deportiva como la de cualquier equipo profesional del país.

Según González Puche, la idea es que con el tiempo la sede sirva para crear una academia deportiva, en la que enseñen algunos de los técnicos colombianos que se han graduado de la Asociación de Técnicos del Fútbol Argentino (ATFA), con la que Acolfutpro tiene convenio, y que el lugar esté al servicio de los niños que no tienen los recursos para entrenar en una escuela.

Aún falta para que la nueva sede deportiva de los futbolistas profesionales sea una realidad, pero los más de 1.300 afiliados siguen construyendo un futuro mejor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here