Caimán Aguja

La Dirección de Bosques, Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS), levantó parcialmente la prohibición para el comercio del caimán aguja o caretabla (crocodylus acutus).

La decisión fue tomada según una resolución de la Dirección de Bosques, que dicta que la medida se aplicará en los manglares de la bahía de Cispatá, Tinajoes, La Balsa y sectores aledaños, en el departamento de Córdoba.

Según el documento, varios estudios demostraron que los pobladores de bahía de Cispatá recuperaron el equilibrio de la especie y existe para ellas un manejo sostenible que garantiza su permanencia a largo plazo.

«El levantamiento parcial de la veda a la población de caimán aguja será exclusivo y restringido a sus huevos y dentro del Distrito de Manejo Integrado de la bahía de Cispatá. La cosecha se permitirá únicamente a los grupos de comunidades locales de la zona, autorizados por la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y San Jorge (CVS) y en el Plan de Manejo Específico, y quedará restringida a particulares o entidades», explica el Instituto Humboldt en un comunicado.

La joven que viajó de Providencia al Amazonas por defender el bosque
Las conocidas marcas de ropa que son acusadas de maltrato animal
Diez especies protegidas gracias al ‘Proyecto Vida Silvestre’
Esta medida dicta, además, que solo será posible recolectar huevos del nido silvestre entre enero y abril en zonas georreferenciadas, previa autorización, los cuales serán llevados a incubación controlada en las instalaciones de la CVS para el manejo de neonatos y juveniles.

Es importante mencionar que «entre los compromisos que trae consigo el levantamiento de la veda está la realización de un seguimiento y monitoreo a las poblaciones de caimanes».

Importancia de la bahía de Cispatá
La bahía de Cispatá es una de las áreas de manglares mejor estudiada, representativa y extensa (11.513 hectáreas, de las cuales 1436 sirven de hábitat a los caimanes) de Córdoba, y una de las zonas naturales más importantes del país por su importancia ecológica y biodiversidad, explica el Instituto Humboldt.

Se estima que entre 2002 y 2017 se registraron 1.831 avistamientos de Crocodylus acutus, con un promedio de 86,3 de individuos por año. Entre 2003 y 2017 se recolectaron 21.077 huevos para una media anual de 1.480.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here