En una transmisión desde su casa, la alcaldesa de Bogotá Claudia López celebró la extensión de la cuarentena en una decisión tomada por el Presidente Iván Duque. Días atrás, la mandataria de los bogotanos había informado que la ciudad no estaba lista para enfrentar una eventual crisis hospitalaria, pues no existía información precisa sobre el número de casos existentes en la ciudad y la infraestructura que se demandaría sería insuficiente.

Quiero felicitar al Presidente de la República y agradecerle que haya extendido la cuarentena hasta el 27 de abril. Esa era la decisión inteligente y correcta basada en la información de los expertos epidemiólogos que teníamos en las manos.

Claudia López.

La alcaldesa les explicó a sus seguidores que días atrás una misión del Gobierno Distrital había sostenido una reunión con el Gobierno Nacional donde se sustentó que el aislamiento obligatorio debía extenderse hasta la primera semana de mayo. A pesar de que el fin de la cuarentena se aplazó solamente hasta el 27 de abril, para Bogotá es un gran logro porque permitirá que la ciudad se prepare de la mejor manera posible.

Le agradezco que haya tenido en cuenta la información que presentamos la semana pasada en la Presidencia de la República con base en el modelo epidemiológico y en la curva de Bogotá. Le sustentamos al Ministro de Salud por qué la cuarentena debía ir hasta la primera semana de mayo en la ciudad. Lo acompañamos en la decisión.

Claudia López.

“No es una disyuntiva entre la vida y la economía”

También insistió en que todos los gobiernos en los municipios y departamentos de Colombia están pensando en salvar vidas sin dejar a un lado el empleo y la economía y que seguramente todos seguirán trabajando en las dos direcciones. Al tiempo que citó como ejemplo el esfuerzo conjunto entre Nación y Distrito, afirmando que es posible acompañar y apoyar a los colombianos que padecen las consecuencias por el cese de múltiples actividades económicas en todo el país.

Gracias al trabajo entre la nación y Bogota, hoy 135 mil familias pobres y vulnerables han recibido transferencias monetarias. Fruto de ese esfuerzo también podremos entregar 150 mil mercados para familias colombianas en Bogotá y 28 mil para población migrante.

Claudia López.

Enhorabuena para una decisión que coincide con sugerencias de la OMS

La Organización Mundial de la Salud ya se había pronunciado el 3 de abril pidiendo prudencia a los Gobiernos del mundo a la hora de tomar decisiones bajo la preocupación de evitar un colapso económico. El doctor  Tedros Adhanom Ghebreyesus señaló en su pronunciamiento que la mejor vía para que los países pongan fin a las restricciones y alivien sus efectos económicos es atacar el virus.

Si los países se apresuran a levantar las restricciones demasiado rápido, el virus podría resurgir y el impacto económico podría ser aún más severo y prolongado. Financiar la respuesta sanitaria es una inversión esencial no solo para salvar vidas, sino también para la recuperación social y económica a largo plazo.

Dr. Tedros Adhanom.

El escenario ideal

Para la alcaldesa de Bogotá la ciudad necesita 2.000 UCI instaladas, 2.000 camas hospitalarias, 100 equipos de atención domiciliaria y 200.000 pruebas de testeo masivo. Hoy hay limitaciones sustanciales. Por ejemplo, se cuenta con solo 300 camas de UCI y, a pesar del inmenso esfuerzo por dotar las instalaciones de Corferias de camas hospitalarias para tratamientos regulares, en el mejor escenario se tendrían 1.200 el 13 de abril.

Lo deseable es que la red hospitalaria pueda responder a una eventual demanda si los contagios en Bogotá se incrementaran dramáticamente, con equipos y suministros médicos esenciales. En segundo lugar, garantizar la continuidad en la búsqueda de casos, pruebas y seguimiento de contactos. En tercer lugar está eliminar las barreras de atención y este punto está vinculado a que hospitales y clínicas tengan competencia para atender a todos los pacientes con casos de COVID-19, un reto complejo que depende de la oferta de respiradores y otros equipamientos en un momento en que el mundo entero los demanda.

Salir victoriosos de esta crisis requiere de un esfuerzo conjunto entre ciudadanos y Gobierno, por un lado hay que seguir aplicando las medidas de prevención y recomendaciones de distanciamiento social, esa es la base para reducir el contagio y aplanar la curva. Por el otro, demandar una gestión de crisis eficaz y oportuna que escuche a la comunidad científica y esté dispuesta a aplicar las medidas necesarias para salvar vidas y mantener la economía del país funcional a pesar de la marcha lenta que impone la expansión de la COVID-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here